Fuera de la vista: acerca de un film en elaboración


CONFERENCIA


El propósito de Fuera de la vista es ser una canción cinematográfica de recuerdo y elegía a historias que se desvanecen. Su coro principal consiste en metraje que comencé a rodar en 2010, en el cementerio Währinger de Viena, abierto a la comunidad judía en 1784 y cerrado oficialmente en 1879. La última persona fue enterrada allí en 1911.

Inicialmente elegí trabajar con un formato analógico de pantalla panorámica, para dar una visión amplia de este notable cementerio y transmitir su atmósfera intemporal a pesar de los estragos de la historia que ha soportado. En tanto que sus lápidas nos hablan de vidas y tiempos individuales, su estado de profundo abandono comunica la falta de cuidado de las generaciones subsiguientes; gente que fue asesinada o que huyó a tierras lejanas.

Para ingresar, los visitantes tienen que solicitar una cita y firmar un documento en el que aceptan entrar bajo su propia responsabilidad. Un alto muro de piedra rodea el cementerio, con trozos de vidrio incrustados y coronado por alambre de púas, para evitar que el vandalismo dañe irreparablemente las tumbas de arenisca. Visto desde afuera, el lugar recuerda en forma agobiante un campo de concentración, pero los grandes árboles que asoman tras sus paredes hablan de las épocas prolongadas durante las que cumplió su pacífica función.

Las vidas de las personas inhumadas en ese sitio y de sus hijos se superponen con el surgimiento de las imágenes fotoquímicas, la fotografía analógica y la historia de los inicios del cine. Hoy miramos los restos fotográficos de otras épocas para contemplar los tiempos pasados, en forma muy similar a como visitamos una tumba o un cementerio para contemplar a una persona que ya no está con nosotros. La cámara de resonancia de mi canción cinematográfica será un collage de materiales fotoquímicos. Específicamente, haré contactos de negativos de vidrio de los siglos XIX y XX y los imprimiré ópticamente, al igual que rayos X, material de archivo y fotogramas que registro utilizando mi colección de cámaras; incluyendo una estenopeica hecha sobre el modelo de la primera cámara fotográfica de la historia. Esta cámara será utilizada para fotografiar lápidas individuales en el cementerio, explotando sus tiempos más largos de exposición para capturar modificaciones de la luz y trasmitir una atmósfera única de tiempo ligeramente alterado. Out of Sight procura revelar el cementerio Währinger en su estado actual y reflexionar sobre el pasado de Viena.

El impulso de imaginar un pasado que permea lo que somos en el presente e influye en cómo se desarrollará nuestro futuro habla de la naturaleza de la conciencia humana, basada en el tiempo. El cine es el medio perfecto para acoger esta labor.

El hecho de que el cementerio Währinger continúe existiendo se debe en parte a un antiguo imperativo. De acuerdo con la Halakha, o conjunto de leyes religiosas judías, una tumba pertenece únicamente a los fallecidos. Es sacrosanta. Los cuerpos de los muertos deben yacer sin ser perturbados desde el momento del entierro para que se levanten nuevamente el día del Juicio Final.

Este edicto religioso orientado, en parte, a contribuir al progreso espiritual de los seres humanos ha impedido que se pierda para siempre la memoria de las vidas terrenales, sus comunidades y sus tiempos. El cementerio Währinger, como tantos otros, es una joya multifacética de la historia de la humanidad. Contiene aproximadamente 9.000 sepulturas cuyas lápidas han sido cubiertas por la naturaleza incontrolada. Se estima que 30.000 personas han sido enterradas entre sus muros desde su apertura. Quiero crear una canción cinematográfica en honor de esas historias individuales, así como de otras que descubra en el proceso de realización de esta película.

Ver la programación completa