Algunas palabras sobre la historia y las perspectivas de desarrollo del arte de los medios en Rusia


CONFERENCIA


Cualquier intento de “trazar”, como dicen los críticos, un círculo artístico que represente esta o aquella corriente en el arte tiene sentido en las investigaciones históricas cuando la distancia temporal influye en la calidad de los análisis, o bien cuando arroja un resultado muy superficial.

A la geografía histórica del underground de Moscú –el estudio de Kabakov; los estudios situados en Furmanny, Chistoprudny, Trekhprudny y el Contemporary Art Centre– es posible agregar un nuevo punto, el Art New Media Laboratory (a partir de 1998, MediaArtLab). Éste, principalmente un proyecto educativo creado por el Soros Center for Contemporary Art (SCCA), generó inesperadamente un cambio en la situación del arte en Moscú. Ello ocurrió, sobre todo, porque los alumnos y los autores de proyectos elegidos para ese laboratorio no eran estudiantes, sino artistas profesionales que tenían una experiencia estética específica y una ideología desarrollada. Hoy podemos afirmar que existe una nueva forma de arte y que ésta tiene nuevas posibilidades; posee una estética, una ideología, una manera, un estilo y un tiempo de producción propios. Pero eso no pudo suceder en un espacio vacío, ni en un segundo.

El primer proyecto del recientemente establecido Departamento de Cine y Arte de los Medios del Museo de Bellas Artes Pushkin está dedicado a la colisión del pasado y el presente, los procesos innovadores que ocurrieron en el siglo XX y que estuvieron relacionados con la “liberación” de las herramientas y los medios artísticos. Con la presentación de obras no solo rusas, sino también de artistas occidentales, trataremos de responder a la siguiente pregunta: Tradición y arte contemporáneo de los medios: ¿el arte clásico aún tiene trascendencia?

El arte de los medios, con su historia y su orientación original no comercial, su deseo de abandonar el espacio habitual del arte convencional e invadir los medios de comunicación y las prácticas sociales, no siempre se ha situado en un mismo plano con la historia del desarrollo del arte contemporáneo. El rasgo clave del arte de los medios es su carácter interdisciplinario. El artista de los medios, que a veces se convierte en un seudocientífico, luego en un seudopolítico, luego en un seudo showman, es el primero en tomar conciencia de cómo conseguir que este o aquel medio use el poder de otro y lo libere. El criterio de calidad en el arte de los medios ha sido siempre su carácter innovador desde el punto de vista de una idea artística y de tecnologías aplicadas en este contexto del arte. Lo importante en el arte de los medios no es tanto la existencia de un producto, sino las historias / relatos /de regeneración, de síntesis de diferentes aspectos creativos dentro del espacio de los medios, pensando en el futuro. En este tipo de arte se combinan elementos conceptuales y atractivos. Sin embargo, existe un peligro: tan pronto como comenzamos a percibir el trabajo del arte de los medios a nivel de la atracción, se convierte en entretenimiento, y a menudo pierde su significado interno. Lo importante es el “virus” que el arte de los medios recibió del arte contemporáneo: el virus de la reacción, de la utopía, de la poesía.

Ver la programación completa