Mi medio siglo de crítica cinematográfica


CONFERENCIA


En 1965, P. Adams Sitney presentó un mes de cine estadounidense de vanguardia Instituto Di Tella. Posteriormente escribió Visionary Film, donde analizaba muchas de esas películas a la luz de la poesía romántica. La recepción del libro llevó a que lo invitaran a enseñar en diferentes colegios y universidades: Yale, Bard College, New York University, Cooper Union, School of Visual Arts, Art Institute of Chicago y Princeton University (de la que se retiró hace poco, luego de treinta y seis años en su cuerpo docente). En esta conferencia, Sitney resumirá cómo los principios que aprendió como estudiante de filología griega y sánscrita, primero, y sus estudios de iconografía, historia y filosofía, después, guiaron su análisis del cine en sus siguientes cuatro libros: Modernist Montage, Vital Crises in Italian Cinema, Eyes Upside Down y The Cinema of Poetry.
El reconocimiento de la iconografía y de la naturaleza sintáctica y retórica de la organización de las tomas cinematográficas es central en su visión del cine. En sus imágenes subyace la iconografía tradicional. La unidad más básica de la sintaxis del cine sería campo/contracampo o corte en ángulo inverso. Los grandes realizadores (como Dreyer, Brakhage, Vertov, Buñuel, Hitchcock, Deren, Bergman, Akerman y otros) han utilizado estos y otros elementos fundamentales de construcción del cine en forma consciente y característica, o bien los han rechazado drásticamente. Los maestros del cine mudo, en especial los del cine de vanguardia, hicieron un uso similar de los intertítulos (o los rechazaron).
Los cines y géneros nacionales tienen unidad por medio de la iconografía compartida. Lo que el filósofo Stanley Cavell llama “tipos” son, en realidad, signos iconográficos. Así, los escenógrafos y los encargados de la búsqueda de localizaciones son iconógrafos sin saberlo. < br /> Pero el reconocimiento de la iconografía cinematográfica se desdibuja rápidamente. Una de las tareas del análisis de los films es recuperar y registrar esos elementos iconográficos. < br /> Más aún, la innovación sintáctica y retórica revela frecuentemente el significado de las llamadas películas “difíciles”, como Zvenigora, de Dovzhenko; Persona, de Bergman, o At Land, de Deren. En estos y otros casos, el cine se torna un instrumento de descubrimiento más que un medio de comunicación. Como tal, sus afinidades se acercan más a la pintura y la poesía modernistas que al drama o el relato de ficción. Pier Paolo Pasolini reconoció esto en su ensayo “El cine de poesía”. Gilles Deleuze fue excepcional, entre los principales teóricos del cine, en el reconocimiento y el desarrollo de la visión de Pasolini. < br /> Esta conferencia mostrará la influencia de la filología clásica, de Leo Spitzer, Parker Tyler y Pasolini en la evolución de Sitney como intérprete del cine modernista. Éste analizará también la aplicación del psicoanálisis freudiano al cine. En oposición a la principal tendencia de la teoría cinematográfica, hablará acerca de los beneficios de los estudios psicoanalíticos pragmáticos, “empíricos”, más que de la amplia especulación lacaniana. Si, por una parte, el cine recurre una y otra vez a la iconografía para conectar las imágenes con historia, tradiciones y dimensiones que están más allá de lo que puede hacerse visible, por otra el psicoanálisis ilumina las fuerzas inconscientes que seleccionan y emplean esa iconografía. < br /> P. Adams Sitney (nacido en New Haven, Connecticut, en 1944) fundó, a los 16 años, la revista Filmwise, que dedicó números a realizadores de vanguardia como Stan Brakhage, Maya Deren, Gregory Markopoulos, Willard Maas y Marie Menken. Pronto se unió a Jonas Mekas como editor de la revista Film Culture, donde publicó Metaphors on Vision, Stan Brakhage (1963). Al año siguiente interrumpió sus estudios de griego, latín y sánscrito en la Yale University para llevar a Europa la primera Exhibición Internacional del Nuevo Cine Estadounidense. Presentó una serie de películas similar en el Instituto Di Tella, en Buenos Aires (1965), y nuevamente en Europa (1967-1968). Tras dirigir los recientemente creados Anthology Film Archives en Nueva York y desempeñarse como director de su biblioteca y sus publicaciones (1969), ejerció la docencia en varias universidades, y se jubiló, luego de treinta y seis años, de Princeton, en 2016. Es autor de Visionary Film: The American Avant-Garde (1972, 1979, 2002) y de otros cuatro libros, así como editor de seis volúmenes.

Ver la programación completa