Obras en video



La obra de Dor Guez genera viajes geográficos, temporales y epistemológicos superpuestos. Empleando una diversidad de prácticas videográficas y fotográficas, el artista nos conduce a diferentes lugares de Israel y el área mediterránea actuales. Por medio de su arte, Guez revierte el proceso de despersonalización y distanciamiento que Shapira describe. Insiste en reintroducir experiencias individuales y testimonios personales de Israel/Palestina en nuestro campo de visión, exponiendo la trágica dimensión humana que había sido reprimida y ocultada a la vista.

Los videos elegidos para este proyecto se centran en tres generaciones de una familia árabe cristiana de Lod, los Monayer. Mientras estamos sentados frente a ellos en su sala de estar (e incluso accedemos a su cocina y su dormitorio), aprendemos sobre sus vidas, experiencias y sutiles dinámicas familiares. La posición mayormente estática de la cámara, a nivel de los ojos, y la proximidad física con los protagonistas crean un ambiente íntimo y empático. El hecho de que ocupemos la posición del artista nos transfiere la confianza en él de los Monayer.

En Sandías bajo la cama, Samih describe la situación de su padre después de 1948 y sus decisiones como árabe cristiano en el recientemente creado Estado de Israel. “Creció allí, y si quería sobrevivir, tenía que adaptarse a la nueva situación, esquivar los problemas y sobrevivir en el nuevo entorno”. La cámara alterna planos entre Samih, sentado en el sofá de sus padres, y Jacob, su padre, que es mostrado solo en fragmentos, en su hogar: acostado en la cama, examinando sandías y sentado en la cocina, cortando cactus sabra. Estas plantas simbolizan, tanto para palestinos como para israelíes, el apego a la tierra.

El video 40 Días también ofrece una historia profundamente personal, que se vincula con un relato más amplio. En este caso, es la muerte de Jacob, el abuelo del artista. El video también se relaciona con una narración mayor y más compleja: la historia del lugar en que está enterrado, el cementerio palestino cristiano de Lod, que ha sido vandalizado por otros grupos religiosos.

El cisma entre la autoidentificación y la forma en que alguien es identificado por los extraños es encarado en (Sa)Mira, un largo monólogo de una prima de Guez de 19 años, quien describe sus dolorosas experiencias con el racismo y afirma que se siente “israelí y árabe a la vez”. En un momento determinado, después de echarse a llorar, Samira retoma su narración desde el principio y, al contar su historia, analiza su lugar en la sociedad israelí con creciente autoconciencia. Las declaraciones y preguntas ocasionales de Guez –su voz y su persona agregan una sutil textura a cada video, que desdibuja intencionalmente su estilo documental– hacen que Samira pregunte, enfáticamente: “¿Qué significa sentirse israelí? ¿Y qué significa sentirse árabe?”.

13’ 40’’ | HD | Color | Estéreo

2009

Formato de proyección: Video digital en alta definición

Israel

(Sa)Mira

Samira es una estudiante de primer año de psicología en la Universidad Hebrea de Jerusalén. Su hebreo coloquial, sus elecciones de vestimenta y sus maneras la tornan indiferenciable de sus contemporáneos judíos israelíes. Guez le pide que relate una experiencia reciente: en el restaurante sonde trabaja como moza, su nombre árabe dio lugar a respuestas racistas, que hicieron que su jefe le pidiera que lo cambiase por el de Sima, que suena más judío; finalmente, acordaron en Mira. Al recordar el incidente y repetirlo a instancias de Guez, comienza a articular la complejidad de su identidad y cómo el racismo impacta en su vida.

8’ | HD | Color | Estéreo

2010

Formato de proyección: Video digital en alta definición

Israel

Sandías bajo la cama

La cámara de Guez se detiene en Jacob Monayer en un el hijo de Jacob, ambiente íntimo, rodeado de sandías y cactus sabra. Entremezclado con estos momentos cotidianos, Samih, el hijo de Jacob, recuerda el proceso de adaptación de sus padres a la vida en Israel después de 1948 y las elecciones que hicieron para sus hijos. La sandía y el cactus sabra encierran un significado simbólico que vincula la identidad y la tierra tanto para la cultura palestina como para la israelí.

15’ 10’’ | HD | Color | Estéreo

2012

Formato de proyección: Video digital en alta definición

Israel

40 Días

En la Iglesia Ortodoxa Oriental se cree que las almas de los fallecidos vagan por la Tierra durante cuarenta días, tras lo cual se produce su ascensión; se rezan entonces oraciones especiales ante la tumba y en la iglesia en memoria de los difuntos. Esta obra presenta una historia profundamente personal y familiar: la muerte de Ya qoub Monayer y el servicio religioso en su memoria, cuarenta días después. También se relaciona con un relato más amplio y complejo: la historia del lugar en que está enterrado, el cementerio palestino cristiano de Lod, que ha sido vandalizado por otros grupos religiosos. La destrucción del cementerio refleja la posición de los palestinos cristianos que viven en Israel como minoría dentro de la minoría palestina.

20’ | 4K | Color | Estéreo

2015

Formato de proyección: Video digital en alta definición

Israel

El hombre enfermo de Europa: El pintor

Titulado El pintor, este video es el primero de cinco que integran un nuevo conjunto de obras, El hombre enfermo de Europa. El proyecto de Guez refleja la historia militar y el clima político actual de Medio Oriente a través de las prácticas creativas de soldados individuales de la región. <br /> El film presenta la historia de un pintor convertido en soldado, un judío tunecino que emigró a Israel. El “pintor” fue reclutado como soldado de reserva para la Guerra de Yom Kipur en 1973 y, en años recientes, estuvo en tratamiento psiquiátrico debido a un trastorno de estrés postraumático, parte del cual consiste en registrar repetidamente sus recuerdos de la guerra. Esas grabaciones son centrales en la nueva obra de Guez, y se vinculan directamente a la estrategia artística de repetición y narración con la que reevalúa relatos del pasado.

Ver la programación completa